← Atrás

Misiones

Maritza2.png
Maritza1.jpg

Maritza Cumba

Maritza Cumba es misionera desde 1994, cuando su iglesia Catedral de la Esperanza la envió a Colombia por un período de dos años y la sostuvo por los primeros seis años de su ministerio. En el año 2000 fue reconocida como misionera del Distrito Puerto Rico y como obrera internacional de la Alianza Cristiana y Misionera.

 En Colombia Maritza sirvió seis años en Cali y nueve en Bogotá, como parte de varios equipos pastorales en cuatro iglesias de la Alianza Cristiana y Misionera. Fue profesora del Seminario Bíblico Alianza y ayudó a plantar tres iglesias en Cali. Realizó varios viajes misioneros en la Costa Pacífica de Colombia y llevó varios estudiantes que hoy día son pastores y misioneros en varias partes del mundo. Durante su estadía en Bogotá, la oficina nacional de la Alianza en Colorado la asignó como movilizadora de misiones en Centroamérica y varios países andinos.

 Llegó a Costa Rica en 2010 para un trabajo regional y ayudar en la plantación de la iglesia de Tres Ríos que comenzó a reunirse en su casa. Además, coordinó un proyecto de apoyo a Nicaragua de parte de una iglesia hermana de Estados Unidos, la cual construyó un hermoso templo para una iglesia en Managua.

 En 2012 la Iglesia china de Panamá solicitó a Maritza para trabajar con la segunda generación de inmigrantes chinos. Un año más tarde llegó a ese país, donde lleva seis años como pastora del área de español de la iglesia.

 A principios de 2019 se trasladó a Chitré, la capital de la Provincia de Herrera, para trabajar con los jóvenes chinos de esa región.  

 En cada uno de los países en los que ha servido, Maritza ha sido parte de los movimientos misioneros nacionales de misiones a través de la Cooperación Misionera Iberoamericana (COMIBAM), trabajando en las áreas de movilización, capacitación y envío. En Panamá es parte del equipo fundador del seminario para jóvenes chinos.


Jose y sonia .jpeg
Jose y Sonia2.jpg

José Martínez y Sonia Maldonado

José y Sonia conocieron a Cristo en la ACyM de Vega Baja siendo muy jóvenes. En esa misma iglesia se enamoraron, se casaron y comenzaron su ministerio. Desde su conversión ambos estuvieron muy involucrados en ministerios evangelísticos y con grupos de estudiantiles en su escuela y en la universidad. Se casaron en el 1975, cuando ambos aun estudiaban. En el 1978 José terminó sus estudios y al año siguiente Sonia completó su Bachillerato en Ciencias (Nutrición y Dietética). Ese mismo año nació Joel, su primogénito, comenzaron su ministerio en Barranquitas y José comenzó a trabajar como médico para el Public Health Service.


En los comienzos de la Iglesia, Sonia dirigía los cultos (muchas veces con su bebé en los brazos), José enseñaba y predicaba (a veces con solo Sonia y Joel como congregación). Según la iglesia fue creciendo, Sonia comenzó el desarrollo de la Escuela Bíblica y, posteriormente, la Iglesia del Niño, que llegó a sobrepasar los 100 niños en asistencia. El ministerio de Sonia fue también clave en el evangelismo, el discipulado y la visitación, a veces acompañada de sus dos hijos pequeños. El ministerio en Barranquitas, para entonces uno de los pueblos con menor número de creyentes evangélicos, tuvo un inicio lento, pero ya para el 1987, cuando José y Sonia dejan su ministerio allí, contaba con una congregación sólida y su propio templo (el único en el área urbana del pueblo. Su segundo hijo, Esli, nació en Aibonito en el 1983. En el 1986, José dejó su profesión para dedicarse a tiempo completo al ministerio como Pastor y luego como el primer Director de Extensión en Puerto Rico.

 La idea del servicio misionero había ido creciendo en el corazón de ambos desde su noviazgo y en el 1989 abandonan la isla para completar sus estudios en el Alliance Theological Seminary en Nyack, NY. Mientras José estudiaba Sonia velaba por los hijos, trabajaba y estudiaba también en el Alliance Theological Seminary ¡donde tomó todos los cursos de Educación cristiana disponibles! El 1991 José se graduó (MDiv.) y la familia salió para Barcelona. Allí estuvieron frente a la congregación en la calle Comte Borrell por 8 años logrando los objetivos de ayudar a esta iglesia en su crecimiento espiritual y numérico y en la transición a un Pastor español y a un nuevo local en la calle Vilamarí. Además del trabajado pastoral, Sonia escribió el libro sobre Salomón para Publicaciones Alianza junto con su mentora Betty Constance. José, por su lado, comenzó “Mente Abierta”, una de las primeras páginas web de Apologética del mundo en español. En el 2002, mientras disfrutaban de su “home assignment” (el primero de un año de duración), y después de 11 años sirviendo en España, José fue invitado a ser el Pastor Titular de la Catedral de la Esperanza en San Juan.
Durante 16 años estuvieron pastoreando esta hermosa congregación. El ministerio de José allí consistió en la predicación, enseñanza y liderazgo. Sonia desarrolló un fructífero ministerio con las Mujeres de CADES, y el Ministerio de Educación Cristiana que se convirtió en uno de los baluartes de esta iglesia. Mientras servían en “La Catedral” el ministerio de ambos se amplió tanto en el ámbito nacional como internacional en la predicación y en la enseñanza. Durante este tiempo Sonia comenzó “Llamada”, que dirigió por muchos años; fundó el ministerio “Formando a Cristo en ellos” de gran impacto en el mundo evangélico en la isla y fue la Programadora del programa radial semanal “En Familia con la Familia”, que fue al aire por más de diez años, consiguiendo una gran audiencia. Para esta época Sonia continuó sus estudios completando su Maestría en Divinidad en el Seminario Teológico de Puerto Rico y su Doctorado (PhD) en Teología en la Universidad interamericana de Puerto Rico. En esos mismos años José se convirtió en uno de los panelistas del conocido programa Radial “Pensando en voz alta” (104.1 Redentor) y desde el 2010 es el Programador de Biblikka en la misma emisora. En el 2012 recibió el grado honorífico de Doctor en Divinidad por el Alliance Theological Seminary. José ha escrito tres libros: Farsa o ficción (2005), Tesoros de una carta ignorada (sobre Filipenses, 2010) y Breves respuestas a grandes preguntas (2015).

Y ahora, después de 16 años de ministerio en Puerto Rico y cuando se preparaban para el retiro, el Señor les dirigió nuevamente a España. Todo ocurrió rápidamente. En febrero del 2018 se aprobó su nombramiento y el 8 septiembre ya estaban en España. Esta vez establecieron su residencia en Granollers, en la Provincia de Barcelona. En esta ocasión van como como misioneros profesores a enseñar y no a pastorear. Sonia y José son parte de la Facultad de INFORMA (Instituto para la Formación Ministerial Alianza) que existe desde hace 5 años para ayudar en la formación de Pastores y líderes en la creciente Alianza Española (ya contamos con casi 30 iglesias). También estarán apoyando las congregaciones locales en la predicación y la enseñanza. Como una bendición añadida tienen la oportunidad de estar por primera vez más cerca de hijos y nietos que, hijos de misioneros al fin, se han establecido en la zona del mundo donde se criaron: Europa (uno en Alemania y otro en España).